Importancia de la vitamina D en el embarazo

Al ser una vitamina liposoluble, se acumula en el organismo y las concentraciones en la madre y el feto son iguales

En el embarazo, la vitamina D es esencial para el desarrollo del cerebro, afirma un estudio realizado por la Dra. Eva Morales, epidemióloga del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental de Barcelona en España.
A los bebés cuyas madres tuvieron niveles adecuados parecía irles mejor en pruebas mentales y motoras.
 
La deficiencia de vitamina D durante el embarazo puede entorpecer el desarrollo cerebral de los bebés, obstaculizando sus habilidades mentales y motoras.

Los investigadores midieron el nivel de vitamina D en la sangre de casi 2,000 mujeres que estaban en el primer o segundo trimestre del embarazo, y evaluaron las capacidades mentales y motoras de sus bebés más o menos a los 14 meses de edad. Los investigadores hallaron que los hijos de las madres con deficiencia de vitamina D puntuaron más bajo que aquellos cuyas madres tenían niveles adecuados de la vitamina.

Estas diferencias en las puntuaciones de desarrollo mental y psicomotor no parecen plantear una diferencia a nivel individual, pero pueden tener un impacto importante a nivel poblacional”, señala  la Dra. Morales.

En general, las puntuaciones más bajas en estas pruebas podrían conducir a unos coeficientes intelectuales (CI) más bajos en estos niños.

El estudio aparece en la revista Pediatrics.

Investigaciones anteriores han relacionado unos niveles insuficientes de vitamina D durante el embarazo con impedimentos del lenguaje en los niños a los 5 y 10 años de edad.

A pesar de estas conexiones, los expertos siguen debatiendo qué cantidad de vitamina D deben recibir las mujeres embarazadas. El Instituto de Medicina, un grupo independiente de EUA. que aconseja al público, recomienda que las mujeres embarazadas reciban 600 unidades internacionales (UI) al día de vitamina D, y no más de 4,000 UI al día.

La Sociedad Endocrina (Endocrine Society) afirma que 600 UI no previenen la deficiencia, y que quizás se necesite un mínimo de 1,500 a 2,000 UI al día.

Niveles prenatales bajos de vitamina D podrían debilitar el sistema inmunitario de un bebé y aumentar el riesgo de asma y otras afecciones respiratorias, así como de enfermedad cardiaca
Fuente: University of Rochester School of Medicine

Deja un comentario