Febrero mes nacional del corazón

Se considera la enfermedad cardíaca una enfermedad del “hombre”, ésta es la principal causa de muerte tanto en mujeres como en hombres, disminuya la probabilidad de tener enfermedades cardíacas mediante medidas de prevención y control de los factores de riesgo

Las enfermedades cardíacas son la causa principal de muerte, y es una de las mayores causas de discapacidad. La cardiopatía coronaria es la enfermedad cardíaca más común  y a veces se manifiesta con un ataque cardíaco.

La probabilidad de sufrir cardiopatías se pueden reducir si se toman medidas para prevenir y controlar los factores que ponen a las personas en mayor riesgo. Además, reconocer los signos y síntomas de un ataque cardíaco tiene un impacto positivo crucial en las repercusiones que puede tener un ataque cardíaco. Las personas que han sobrevivido a un ataque cardíaco también pueden reducir el riesgo de sufrir otro ataque cardíaco o a un accidente cardiovascular en el futuro.

Otras afecciones que afectan el corazón o aumentan el riesgo de muerte o discapacidad incluyen arritmia, insuficiencia cardíaca y arteriopatía periférica. El colesterol alto, la presión arterial alta, la obesidad, la diabetes, el tabaquismo y el humo secundario son también factores de riesgo asociados con las enfermedades cardíacas.

Algunos ataques cardíacos son súbitos e intensos; sin embargo la mayoría comienzan lentamente con dolores leves o malestar. A menudo, las personas afectadas no están seguras de la razón de este malestar y tardan mucho en recibir ayuda. Estos son los signos que podrían indicar que usted está sufriendo un ataque cardíaco:

  • Molestia torácica. La mayoría de las personas que sufren un ataque cardíaco sienten una molestia en el   pecho que dura más de unos cuantos minutos o que se va y regresa. La molestia puede sentirse en forma de una presión incómoda, sensación de opresión, de saciedad o dolor.
  • Molestia en otras áreas de la parte superior del cuerpo. Los síntomas pueden incluir dolor o malestar en uno de los brazos, la espalda, el cuello, la mandíbula o el estómago.
  • Dificultad para respirar. Puede ocurrir con o sin molestias torácicas.
  • Otros signos. Posiblemente una sensación repentina de sudor frío, náusea o aturdimiento

Una dieta y un estilo de vida saludables son las mejores armas para defenderse de las enfermedades cardíacas. Muchas personas piensan que es más difícil de lo que realmente es. Recuerde que lo importante es hacer de sus decisiones un hábito. A la hora de decidir su alimentación diaria, tome como base las  Elija carnes magras y carnes de aves sin piel y prepárelas sin agregar grasas saturadas.

  • Escoja productos lácteos sin grasa, bajos en grasa o de 1% de grasa.
  • Reduzca los alimentos que contengan aceites vegetales parcialmente hidrogenados para disminuir los ácidos grasos trans de su dieta.
  • Reduzca los alimentos altos en colesterol alimentario. Propóngase comer menos de 300 mg de colesterol al día.
  • Reduzca las bebidas y los alimentos con azúcar añadida.
  • Escoja y prepare alimentos con poca o sin sal. Si toma alcohol, tome con moderación. Si es mujer, no más de un trago por día y si es hombre no más de
  • Preste atención a los tamaños de sus porciones
  • La actividad física en su vida diaria es una medida importante para prevenir las enfermedades cardíacas. Usted puede tomar algunas medidas en su casa, en el trabajo y en los momentos de diversión para incrementar la actividad física en su vida.

Las enfermedades cardíacas a veces se consideran una “enfermedad de las mujeres mayores” y es la principal causa de muerte en las mujeres de 65 años en adelante. Sin embargo, las enfermedades cardíacas son la tercera causa principal de muerte entre las mujeres de 25 a 44 años de edad y la segunda causa principal de muerte entre las mujeres de 45 a 64 años. ¡Recuerde que muchos casos de enfermedades cardíacas se pueden prevenir!

Deja un comentario