FDA indica tener cuidado al usar extractores de leche

La leche materna se considera el “alimento ideal” porque tiene la composición justa para las diferentes etapas de desarrollo del bebé

Las mujeres en etapa de lactancia,  deben tomar precauciones cuando decidan qué tipo de extractor de leche utilizar, sobre todo si compran o alquilan un extractor manual usado o de segunda mano, según un informe realizado por la Ing. eléctrica Kathryn Daws-Kopp, de la Administración de Drogas y Alimentos de EUA.

Los extractores de leche pueden ser manuales, o modelos que funcionan con electricidad, todos tienen partes básicas, que incluyen un cojín que se coloca sobre el pezón, una bomba que crea un vacío para extraer la leche y un recipiente separable para recolectar la leche. La FDA supervisa la seguridad y la eficacia de estos dispositivos.

En muchos hospitales, tiendas de suministros médicos y asesores de la lactancia alquilan los extractores de leche, que pueden ser utilizados por varias mujeres. La FDA aconseja a las mujeres que utilizan extractores alquilados o de segunda mano que compren un kit de accesorios con nuevos cojines para los senos y tubos, incluso aunque el kit existente aparente estar limpio.

Partículas potencialmente infecciosas pueden perdurar en un extractor de leche o sus accesorios durante mucho tiempo después de que una mujer deja de utilizarlo. Estos gérmenes pueden infectar al bebé o a la próxima mujer que use el extractor.

La FDA, ofrece los siguientes consejos para asegurar que un extractor de leche esté limpio:

•Enjuague todos los accesorios que entren en contacto con la leche materna en agua fresca inmediatamente después de la extracción.
•Lave cada accesorio por separado usando jabón lavaplatos líquido y agua tibia, y enjuague cada pieza en agua caliente durante 10 a 15 segundos.
•Deje que cada accesorio se seque completamente al aire sobre una toalla limpia o escurridor.
Las mujeres deben seguir esas directrices de seguridad incluso aunque decidan usar un extractor que se considere “apto para hospitales”.

Si no sabe con certeza si un extractor es para una sola usuaria o para varias, es más seguro simplemente no adquirirlo.

El informe de la FDA también recomienda que las mujeres acudan a un asesor de la lactancia para determinar qué tipo de extractor de leche va a satisfacer sus necesidades. Entre las preguntas que las madres deben de tener en cuenta están:

•¿Voy a usar el extractor de forma exclusiva, o también daré el pecho?
•¿Dónde realizaré la extracción?
•¿Tengo que llevar el extractor al trabajo o usarlo mientras viajo?
•¿Tendré acceso a un enchufe eléctrico mientras extraigo la leche?
•¿Cuáles son las políticas del fabricante sobre los accesorios y cómo encajan?

Los bebés que reciben leche maternatienen un mejor desarrollo gastrointestinal, además de menos infecciones respiratorias y del tracto urinario. Los bebés amamantados también son menos propensos a ser obesos y a sufrir de enfermedad cardiaca, diabetes, enfermedad intestinal inflamatoria, alergias y algunos cánceres en el futuro.

 

Fuente: U.S. Food and Drug Administration

Deja un comentario