Exámenes realizados en materia fecal pueden detectar cáncer de colon

De acuerdo con la Sociedad Estadounidense de Oncología (American Cancer Society), el cáncer colorrectal es una de las causas importantes de muerte relacionadas con cáncer en los Estados Unidos

Un estudio a cargo del Dr. Yi-Chia Lee, del Hospital de la Universidad Nacional de Taiwán, confirma que las pruebas rápidas para detectar sangre oculta en la materia fecal también identifican el cáncer de colon.

Los resultados,  refuerzan la utilidad de las pruebas llamadas FOBT, por sus siglas en inglés, como una opción válida para la detección temprana del cáncer de colon.

Los expertos recomiendan que las personas con un nivel promedio de riesgo de desarrollar cáncer de colon comiencen a realizarse los controles clínicos a los 50 años. Para eso, existen varias pruebas efectivas.

Junto con los análisis de materia fecal, hay dos procedimientos invasivos: la colonoscopía (se realiza cada 10 años) y la sigmoidoscopía flexible (cada cinco años).

El FOBT detecta sangre oculta en la materia fecal, que puede ser un signo de cáncer de colon o de pólipos (crecimientos precancerosos). Si el resultado es positivo, se realiza una colonoscopía para determinar el origen de la sangre.

En los últimos años, mejoró la efectividad de estas pruebas. Una nueva versión, llamada FOBT inmunoquímico (iFOBT), supera la sensibilidad de la versión anterior.

El equipo estudió a 2.800 adultos que voluntariamente se realizaron un iFOBT, una colonoscopía y una endoscopía del tracto digestivo superior. Los autores confirmaron que 28 participantes tenían tumores de colon luego de la colonoscopía; todos menos uno habían obtenido también un resultado positivo con el iFOBT. Lo que significa que casi todos los casos de cáncer de colon se pueden identificar con iFOBT, este es un gran respaldo a la efectividad del iFOBT en la detección oportuna del cáncer de colon.

El equipo halló también que la “especificidad” del iFOBT para el cáncer de colon es cercana al 90 %.  Ninguno de los tres participantes a los que se les detectaron cánceres de estómago o esófago, por ejemplo, obtuvo un resultado positivo en el iFOBT. Los resultados, se publicaron en la revista Canadian Medical Association Journal.

El riesgo de que el iFOBT diera falsos positivos, que llevan a realizar estudios innecesarios, fue del 10 %. En esos casos, los factores de riesgo identificados fueron el uso de anticoagulantes y bajos niveles de hemoglobina en sangre. Pero en cuanto a la reducción de riesgo de morir por cáncer de colon, la prueba de materia fecal fue tan efectiva como la colonoscopía. Y es mucho más económico: el iFOBT, que es más costoso que los test anteriores, vale  30 dólares. Una colonoscopía de control cuesta aprox. 3.000 dólares.

Fuente: Canadian Medical Association Journal

Deja un comentario