Epidemia de culto al cuerpo

Este tipo de obsesión se está convirtiendo en una pesadilla, ya que con una personalidad aún no configurada ni aceptada, con modelos de perfección y belleza,

No está todavía registrada por la OMS en su conjunto, aunque si alguna de sus variables: Anorexia y Bulimia nerviosas, trastornos dismórficos, obsesivo compulsivos, problemas emocionales y de conducta… En definitiva se trata de una obsesión moderna por la perfección del cuerpo, es la nueva “epidemia del culto al cuerpo”.

Esta búsqueda de la perfección tiene distintas formas de manifestarse y algunas de ellas difieren notablemente entre sí. Hay trastornos de tipo alimentario como la Anorexia y la Bulimia nerviosas, que vienen de la mano de la denominada “cultura de la delgadez”. Otra como la Vigorexia es una obsesión en torno al culto de los cuerpos musculosos. La dismorfia corporal conlleva una obsesión por alguna parte del cuerpo, aunque no exista ningún defecto.

Todos estos trastornos comparten varios síntomas en común, desear una imagen corporal perfecta y distorsionar la realidad frente al espejo. Esto ocurre porqué en las últimas décadas, ser físicamente perfecto se ha convertido en uno de los objetivos principales de las sociedades desarrolladas. Es una meta impuesta por nuevos modelos de vida en los que el aspecto parece ser el único sinónimo válido de éxito, felicidad e incluso salud.

En una reciente encuesta realizada a 30.000 personas y publicada en la revista especializada Psichology Today se destaca que un 93 % de las mujeres y un 82 % de los varones interrogados están preocupados por su apariencia y trabajan para mejorarla.

Es abrumador el número de personas que desearían estar en el “cuerpo de otro”. Según los expertos en psiquiatría desear una imagen perfecta o casi perfecta no implica padecer una enfermedad mental, sin embargo aumenta las posibilidades de que aparezca.

En la adolescencia, cuando este tipo de obsesión se convierte en una pesadilla, ya que con una personalidad aún no configurada ni aceptada se sienten en la obligación de ser cuerpos perfectos sacrificando su salud y llegando hasta las últimas consecuencias en conductas inadecuadas.

Fomentar la autoestima y las habilidades sociales es una gran herramienta de ayuda, asi como la terapia cognitiva condcutual.

Deja un comentario