Entrenamiento del boxeo cobra fuerza entre las mujeres

La mención del boxeo evoca imágenes de labios partidos y ojos amoratados, pero el boxeo recreativo como ejercicio ofrece gran cantidad de beneficios para las mujeres

El boxeo femenino es un deporte, que consiste en la práctica del boxeo por mujeres. Si bien su práctica se remonta a los orígenes mismos del boxeo como deporte, comenzó a extenderse y popularizarse en la segunda mitad del siglo XX, afectado por prejuicios de género, se practica tanto de manera amateur como profesional.

En los Juegos Olímpicos se trataba -hasta Beijing 2008-  del único deporte en el que sólo pueden competir los varones. La Asociación Internacional de Boxeo Amateur solicitó su inclusión al Comité Olímpico Internacional.

En el campo de la práctica profesional, y al igual que en el boxeo masculino, existen diversas asociaciones mundiales que regulan su práctica, entre ellas la Asociación Mundial de Boxeo, tanto para varones como para mujeres, el Consejo Mundial de Boxeo, también para varones y mujeres, y la Asociación Internacional de Boxeo Femenino.

La campeona más antigua de que se tenga registro es la londinense Elizabeth Wilkinson, en la primera pelea de box en EUA, que se produjo en 1876.

En 1954 se transmitió por primera vez por televisión una pelea de boxeo entre mujeres, siendo Barbara Buttrick, una de las boxeadoras más famosas de todos los tiempos.

Entre 1975 y 1978 algunas mujeres solicitaron licencias para boxear, en diversos estados de EUA. Particularmente importante fue el juicio exitoso que las boxeadoras Cathy “Cat” Davis, Jackie Tonawanda y Marian “Lady Tyger” Trimiar llevaron adelante contra el estado de Nueva York, ante el rechazo de sus pedidos de licencia. La amplia difusión mediática de estos hechos, orientó la atención pública hacía el boxeo femenino.

En 1992, la boxeadora Gail Grandchamp de Massachusetts, logró que la Corte Suprema del estado reconociera su derecho a boxear, luego de ocho años de juicio. La Corte sostuvo que era ilegal que un funcionario denegara la licencia para boxear, con el único argumento del sexo del solicitante. Pese a ello Grandchamp no pudo practicar el boxeo, porque ya había superado la edad máxima de 36 años, establecida para los boxeadores amateurs.

En 1993, la asociación USA Boxing, reguladora del boxeo amateur en EUA, aceptó regular el boxeo femenino en todo el país, luego de que la adolescente Dallas Malloy, de 16 años ganara un juicio federal por discriminación.

El 15 de marzo de 1996 se produjo el que es considerado por muchos como el nacimiento del boxeo profesional femenino moderno, entre Christy Martin y Deirdre Gogarty, dentro de un programa en el que la pelea principal era Mike Tyson contra Frank Bruno. La pelea entre Martin y Deirdre, pactada a seis rounds, resultó sangrienta y sorprendió a la afición de todo el mundo por la violencia de las acciones, opacando al evento principal.

En julio de 1997 se realizó el primer campeonato de boxeo femenino en EUA, en los años siguientes otros países fueron autorizando y organizando el boxeo femenino, consagrándose campeonas mundiales en todas las categorías.

La práctica del boxeo femenino está sujeta a reglas especialmente establecidas. La Asociación Mundial de Boxeo dispuso las siguientes reglas específicas para ser aplicadas al boxeo femenino:

1.Duración: los combates por título mundial serán a 10 rounds de 2 minutos de duración cada uno. Es decir, se trata de peleas más cortas que en el boxeo masculino, cuyos combates por el título son a 12 rounds de 3 minutos cada uno.
2.Protectores: es obligatorio utilizar protectores de pecho y pelvis.
3.Guantes: los guantes serán de 8 onzas en las categorías hasta 147 libras (peso wélter incluido), y de 10 onzas para los pesos superiores.
4.Test de embarazo: cada boxeadora deberá acreditar que no se encuentra embarazada, con un test de embarazo antes de cada pelea.
5.Cosméticos y cabello: no se podrá usar cosméticos y el cabello debe estar sujetado con una banda elástica.
El boxeo femenino también presenta diferencias con respecto al boxeo masculino en materia de categorías por peso. En este caso la situación del boxeo femenino amateur es diferentes del boxeo femenino profesional.

En el boxeo profesional las categorías masculinas y femeninas son iguales, con solo dos diferencias:

En el boxeo femenino no existe la categoría peso crucero.
En el boxeo femenino la categoría peso pesado agrupa a las boxeadoras de más de 175 libras (79,37 kg), a diferencia del boxeo masculino, en la que el peso pesado tiene su límite inferior en 200 libras (90,72 kg).
En el boxeo amateur todas las categorías tienen límites inferiores y superiores diferentes, según se trate de boxeo femenino o masculino. Por regla general, en cada categoría, cuando se trata de boxeo femenino, tiene límites más bajos que su equivalente entre los varones.

Por otra parte en el boxeo femenino amateur existe la categoría peso mínimo (hasta 46 k), que no existe para los varones. Otra diferencia es que, en la categoría peso superpesado, mientras que entre los hombres no tiene límite máximo, entre las mujeres se ha establecido como límite máximo el de 86 kilos (189,6 lb).

El boxeo femenino es muy popular en EUA, país que encabeza la práctica del deporte.

México cuenta con varias campeonas mundiales y boxeadoras ubicadas en los primeros puestos del ránking, como Ibeth Zamora Silva, Mariana Juárez, Zulina Muñoz, Arely Muciño, Ana María Torres y Jackie Nava.


Deja un comentario