Enfermedades que se relacionan al shift work

Se define como trabajo por turnos al método en el cual el equipo de colaboradores se sucede en cierto tiempo o “turno” para mantener la actividad de la empresa

Durante el día nuestros parámetros biológicos tienen unas constantes naturales (temperatura, frecuencia cardiaca, consumo de oxígeno, etc.) que son diferentes a las de la noche, en el trabajador nocturno se produce una desincronización de su ritmo biológico circadiano natural. Esta desincronización se traduce en una mayor predisposición a la fatiga. 

El trabajo por turnos se considera un factor de riesgo para muchos problemas de salud, y tiene muchos efectos cognitivos negativos. Además, el trabajo por turnos puede contribuir a la tensión de pareja, familia y relaciones personales.

Los trabajadores por turnos que han trabajado en ese método durante 15 años o más tienen tres veces más probabilidades de desarrollar trastornos del sueño, enfermedades digestivas , enfermedades del corazón, hipertensión, epilepsia, trastornos mentales, abuso de sustancias , diabetes tipo 1, asma y condiciones de salud que requieren medicamentos por los cambios circadianos.
El neurólogo Louis Ptacek, que estudia los ritmos circadianos, los genes y el comportamiento del sueño, cita: Que no es sorprendente, hemos evolucionado en un planeta que gira cada 24 horas, nuestro reloj interno está relacionado con la división celular y regula nuestro sistema inmunológico. Cuando luchamos contra nuestro reloj interno presentamos complicaciones.
 
Aunque el trabajo por turnos en sí sigue siendo necesario en muchas ocupaciones, a través de diversos métodos los empleadores pueden aliviar algunas de las consecuencias negativas para la salud de los trabajador del “shift work”.
En EUA, El Instituto Nacional de Seguridad Ocupacional y Salud recomienda a los empleadores evitar los cambios bruscos de turno, los turnos nocturnos permanentes y varios días de trabajo compensado por varios días de descanso. Asimismo, los empleadores deben tratar de minimizar el número de turnos de noche consecutivos, largas jornadas de trabajo y las horas extras extraordinarias. Tener un horario regular y predecible también puede disminuir los efectos negativos del trabajo por turnos. Un ambiente de trabajo pobre pueden exacerbar la tensión que produce el trabajo por turnos. La iluminación adecuada, aire limpio, calor y acondicionamiento de aire y ruido favorece al trabajador y hace más soportable su jornada.

Deja un comentario