Daño en la memoria de adolescentes que fuman marihuana

La marihuana continúa siendo la sustancia ilícita de abuso más frecuente
entre los adolescentes


Un estudio realizado en la Universidad de Northwestern, dirigido por el Dr. Matthew Smith Professor in Psychiatry and Behavioral Sciences, con escáneres cerebrales sugiere que el estereotipo de ‘cerebro marihuanero’ puede ser real, ya que los adolescentes que fuman o que habían fumado marihuana tenían estructuras encogidas en áreas vinculadas con la memoria.

El Dr. Smith y su equipo de científicos, estudiaron a adolescentes que fuman o habían fumado marihuana y hallaron que partes del cerebro relacionadas con la memoria de trabajo parecían tener un tamaño disminuido,esos cambios coincidieron con el mal rendimiento de los adolescentes en tareas de memoria.

Se Observo que las formas de las estructuras cerebrales relacionadas con la memoria a corto plazo parecían encogerse hacia dentro o reducirse en las personas que tenían antecedentes de uso diario de marihuana, en comparación con los participantes sanos, señala el Dr. Smith.

El encogimiento de esas estructuras pareció ser más avanzado en las personas que habían comenzado a consumir marihuana a una edad más temprana, lo que sugiere que los jóvenes podrían ser más susceptibles a la pérdida de memoria relacionada con la marihuana, los resultados del estudio, aparecen en la revista Schizophrenia Bulletin.

Las anomalías cerebrales que se observaron se relacionan de forma directa con un mal rendimiento de la memoria a corto plazo, cuanto más anómalo sea el aspecto del cerebro, peor les va en las pruebas de memoria.

El resultado del estudio es provocador pues los participantes no habían consumido marihuana en un par de años, lo que indica que los problemas de memoria podrían persistir incluso si la persona deja de fumar la droga, comenta la Dra. Frances Levin presidenta del Consejo de Psiquiatría de la Adicción de la Asociación Americana de Psiquiatría (American Psychiatric Association).

El estudio se enfocó en cien participantes divididos en cuatro grupos: personas sanas que nunca habían consumido marihuana, personas sanas que eran ex fumadores empedernidos de marihuana, personas con esquizofrenia que nunca habían consumido marihuana y esquizofrénicos que eran ex fumadores empedernidos de marihuana.

Los investigadores usaron escáneres de imégenes de resonancia magnética para estudiar la estructura de los cerebros de los participantes. Los usuarios de marihuana, tanto los sanos como los esquizofrénicos, mostraron un encogimiento de regiones en la profundidad del cerebro que se asocian con la memoria.

Se halló que ambos grupos de consumo de marihuana tenían esas anomalías cerebrales paralelas, las pruebas de la memoria de trabajo también hallaron que los usuarios de marihuana puntuaron más bajo, en comparación con los no usuarios.

La memoria de trabajo es la capacidad de recordar y procesar información en el momento y, si es necesario, transferirla a la memoria a largo plazo. Una mala memoria de trabajo puede conducir a un mal rendimiento académico y a problemas con la vida cotidiana. Las personas sanas que nunca usaban marihuana obtuvieron en promedio una puntuación 37 veces mejor en las pruebas de memoria que los usuarios sanos que habían usado marihuana en el pasado, mientras que los esquizofrénicos “limpios” puntuaron casi cuatro veces mejor que los esquizofrénicos que eran usuarios de marihuana.

El estudio confirma hallazgos anteriores que mostraron la pérdida de memoria entre los usuarios jóvenes de marihuana. El estudio del Dr. Smith también notó que estos cambios en la estructura cerebral son similares a los asociados con sufrir de esquizofrenia.

Los Institutos Nacionales de Salud de EUA subvencionaron el estudio.

Fuente: Schizophrenia Bulletin

Deja un comentario