¡Cuidado con los juguetes peligrosos!

Un juguete inapropiado para la edad o hecho de materiales tóxicos podría herir o hasta costarle la vida a un menor de edad, si no se toman las debidas precauciones


Elimine juguetes peligrosos de la lista de regalos de Navidad de sus hijos

Todavía se pueden encontrar juguetes tóxicos o peligrosos en las tiendas, a pesar de las nuevas y estrictas regulaciones federales, según el informe Trouble in Toyland, recientemente publicado.

Los investigadores hallaron juguetes que contenían niveles tóxicos de plomo, cadmio, antimonio y ftalatos, según el informe Trouble in Toyland, del Grupo de Investigación en el Interés Público de EUA. (U.S. Public Interest Research Group, PIRG).

Un juguete de vinilo, el Marvel Super Hero Squad Soft Shield, contenía un nivel de plomo 29 veces por encima del límite legal, ese juguete se recomienda a partir de los dos años de edad, y a ese nivel en realidad no se debe recomendar a nadie.

Una alfombra infantil para jugar de marca Lamaze contiene niveles elevados de antimonio, un metal tóxico que se ha clasificado como agente cancerígeno.

Una caja para lápices de las Tortugas Ninja contiene niveles altos de ftalatos y cadmio. Los ftalatos son sustancias químicas que provocan efectos en la salud. El cadmio es un metal tóxico que puede provocar discapacidades del aprendizaje y problemas en los riñones.

Los investigadores también hallaron lo siguiente:

•Juguetes que siguen planteando un riesgo de ahogamiento, a pesar de la prohibición de contener partes pequeñas en los juguetes para niños menores de tres años.

•Juguetes que son potencialmente nocivos para la audición de los niños.

•Juguetes que contienen pequeños imanes, pero potentes que pueden resultar peligrosos si se tragan. Los imanes son un problema particularmente preocupante. Si un niño se traga varios imanes, éstos pueden adherirse entre sí dentro de su organismo y provocar daños internos.
Los juguetes con imanes son mucho más potentes que antes, y por tanto plantean un mayor riesgo de salud, sobre todo para los niños pequeños, porque se ponen los juguetes en la boca rutinariamente.

El informe también planteó inquietudes sobre los juguetes excesivamente ruidosos que pueden dañar a la audición de un niño.

El grupo evaluó juguetes según estándares que consideran que cualquier sonido por encima de los 85 decibeles es peligroso para el oído humano, y que los sonidos superiores a los 65 decibeles son peligrosos en los juguetes que se deben acercar a los oídos. La exposición prolongada puede llevar a una pérdida auditiva gradual.

Uno de cada cinco niños sufrirá de alguna forma de pérdida auditiva para los 12 años de edad. Los investigadores hallaron tres juguetes en las tiendas que superan esos límites de sonido. Son el LeapFrog Chat & Count Smart Phone, el LeapFrog Lil’Phone Pal y el Fisher Price Laugh & Learn Remote.

Los juguetes que plantean un peligro de ahogamiento también siguen apareciendo en las tiendas, los investigadores hallaron varios juguetes que contenían partes que cabrían en el “tubo del ahogamiento”, que la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC) de EUA provee para que los padres evalúen el riesgo de ahogamiento.

Los padres deben estar atentos independientemente de dónde compran los juguetes, ya que se hallaron juguetes peligrosos en tiendas de un dólar y en cadenas nacionales. El problema es general.

Los padres deben recordar que el informe solo incluye ejemplos de juguetes potencialmente peligrosos, y no busca ser una lista integral. Siempre deben examinar los juguetes cuidadosamente buscando riesgos potenciales antes de comprarlos, y siempre deben leer las etiquetas, las advertencias y las recomendaciones de aceurdo a la edad.
Los padres y todos los consumidores deben tener más confianza en los productos que quizás ya tengan o que estén considerando comprar, pero también deben seguir realizando la investigación adecuada para seleccionar los regalos más seguros y adecuados para los niños en sus listas de regalos, señala Rachael Weintraub, directora legislativa y asesora principal de la Federación de Consumidores de EUA.

Los fabricantes deben garantizar que cumplen con la ley, su esfuerzo de cumplimiento continuado son necesarios para proteger mejor a los niños.

Fuente: Trouble in Toyland 2013: The 28th Annual Survey of Toy Safety

Deja un comentario