Cepas bacterianas de la piel pueden causar acné

El 85% de los adolescentes se ve afectado por el acné, algunos lo mantienen durante su vida adulta

Un estudio dirigido por la Dra. Huiying Li, profesora de farmacología molecular y médica de la Universidad de California, en Los Ángeles, sugiere que dos tipos de microbios pueden causar la acné, y un tercero ayuda a mantener la piel limpia.

Las probabilidades de tener acné pueden depender de que en su piel vive la cepa “buena” de una clase particular de bacterias, la Dra.  Huiying Li comenta que la presencia de las bacterias que vencen al acné es lo que hace que las personas sin acné puedan librarse relativamente de las espinillas.

La Dra. Li y su equipo estudiaron las cepas de bacterias presentes en la cara de las personas mediante un análisis genómico del ADN microbiano, descubrieron que las bacterias que provocan acné, llamadas Propionibacterium acnes o P. acnes, son más complejas de lo que se había pensado, al estudiarlas a nivel genómico, bacterias a las que se había dado el mismo nombre realmente representaban a tres cepas distintas. Las personas con acné tienden a tener una o dos de estas cepas asociadas con la enfermedad, aunque quienes tienen una piel sana tienen una cepa buena que al parecer destruye las bacterias perjudiciales.

Por lo tanto, tener o no tener acné puede depender de la cepa de P. acnes que haya en la piel, la cepa de P. acnes asociada con una piel sana funciona de forma muy parecida a cómo las bacterias que viven en el yogurt contribuyen a defender los intestinos de las bacterias dañinas.

El siguiente paso en la investigación será evaluar si una crema probiótica puede evitar que las bacterias perjudiciales invadan la piel y prevenir así la aparición de las espinillas, confía en que encontrarán un modo de trasplantar la cepa buena, abundante en las caras de las personas con una piel sana.

El acné es la afección de la piel más común y afecta sobre todo adolescentes y adultos jóvenes, pero puede aparecer a cualquier edad, según la Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology), los registros arqueológicos muestran que la enfermedad se remonta al antiguo Egipto, donde los faraones usaban magia y hechizos a fin de tratar el problema. El acné normalmente se trata con medicamentos orales, como antibióticos, y con cremas tópicas que pueden ayudar a reducir la grasa de la piel y a eliminar las bacterias.
 Fuente: Journal of Investigative Dermatology

Deja un comentario