Beneficios del ejercicio en el embarazo

La práctica de ejercicio físico mejora la condición cardiovascular y muscular, favorece la corrección postural y evita un aumento excesivo de peso, lo que proporcionará a la embarazada una mejor condición física general


El ejercicio durante el embarazo puede ayudar al cerebro del bebé, plantea un estudio realizado por la Dra. Elise Labonte-LeMoyne de la Universidad de Montreal en Canada.

En el estudio participaron 18 madres embarazadas y sus bebés, se halló que “a los 10 días, los niños tienen un cerebro más maduro cuando sus madres hacían ejercicio durante el embarazo, asegura la Dra. Labonte-LeMoyne.

Otros estudios han encontrado beneficios de salud en los recién nacidos y en los niños mayores cuyas madres hacían ejercicio mientras estaban embarazadas.

Para el estudio,que fue presentado en la reunión de la Sociedad de Neurociencia (Society for Neuroscience) en San Diego,Calif. EUA, los investigadores asignaron al azar a 10 mujeres embarazadas a un grupo de ejercicio y a 8 a un grupo inactivo al inicio del segundo trimestre. Se pidió al grupo activo que realizara al menos 20 minutos de ejercicio cardiovascular 3 veces por semana con una intensidad moderada, lo que significa que como mínimo debía faltarles un poco el aliento, en general, caminaron, trotaron, nadaron o montaron bicicleta.

En promedio, el grupo de ejercicio hizo 117 minutos de ejercicio a la semana, y el grupo sedentario 12 minutos a la semana. Usando un electroencefalograma, que registra la actividad eléctrica del cerebro, los investigadores midieron la actividad cerebral de los recién nacidos mientras dormían cuando tenían entre 8 y 12 semanas de edad. Se concentraron en la capacidad del cerebro de reconocer un nuevo sonido,comenta la Dra. Labonte-LeMoyne,quien indica que esto refleja madurez cerebral.

Los bebés cuyas madres hicieron ejercicio mostraron una ligera ventaja, hallaron los investigadores. El cerebro es más eficiente, puede reconocer el sonido con menos esfuerzo.

Las diferencias pueden ser una ventaja lingüística más adelante en la vida. Los investigadores están dando seguimiento al desarrollo de los niños hasta el año de edad para ver si la ventaja persiste.

Es posible que el ejercicio acelere un proceso conocido como poda sináptica, en que las células y las conexiones nerviosas son eliminadas, ayudando al desarrollo cerebral.

Los bebés responden a los estímulos en el útero, la nueva investigación refuerza la creencia de que el embarazo no es un estado de confinamiento ni de indulgencia.

Se ha documentado que las mujeres embarazadas que llevan una vida normal, hacen ejercicio y comen saludablemente tienen mejores resultados del embarazo, mientras que un estilo de vida sedentario, la obesidad y algunas enfermedades pueden resultar nocivas para el bebé en el útero.

El Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos afirma que las mujeres con embarazos sin complicaciones que hacen deporte recreativa o competitivamente deben permanecer activas durante el embarazo, modificando su rutina cuando sea médicamente necesario. Las mujeres que eran inactivas antes de quedar embarazadas o que tienen complicaciones médicas o relacionadas con el embarazo primero deben ser evaluadas por el médico.

Fuente: Saint Louis University School of Medicine

Deja un comentario