Aumentan casos de melanoma infantil

Más de uno de cada tres cánceres nuevos son de piel, y la gran mayoría son melanoma

El melanoma, la forma más letal de cáncer de piel, normalmente no afecta a los niños, pero un estudio reciente dirigido por Jeannette Wong, del Instituto Nacional del Cáncer de EUA,  muestra que está sucediendo con mayor frecuencia, aunque el melanoma en los niños sigue siendo extremadamente raro, la tasa aumentó en alrededor del 2% al año entre 1973 y 2009 entre los niños de EUA., desde recién nacidos hasta los 19 años de edad. El melanoma conforma hasta el 3% de todos los cánceres pediátricos, según Skin Cancer Foundation.

De acuerdo a los datos del estudio, en ese periodo se diagnosticó melanoma a 1,317 niños. De éstos, 1,230 niños eran blancos, debido a que el número de casos de melanoma entre otros grupos raciales y étnicos era tan bajo, los investigadores enfocaron el análisis en los niños blancos.

El mayor aumento en las tasas de melanoma se observó entre los adolescentes de 15 a 19 años, sobre todo entre las chicas. Los nuevos hallazgos aparecen en la revista Pediatrics.

Estudios recientes han mostrado que el melanoma está en aumento entre los adultos. No se comprende del todo qué fomenta estas tendencias, pero una mayor exposición a la radiación ultravioleta, tanto del sol como de las camas de bronceado podrían ser los responsables.

Los investigadores usaron una base de datos para capturar las tendencias en el melanoma pediátrico. Los chicos eran más propensos a desarrollar melanomas en la cara y en el torso, mientras que las chicas eran más propensas a tener melanomas en las piernas y las caderas, hallaron los investigadores. Otros riesgos de melanoma en niños y adultos incluyen una piel clara, los ojos y el pelo de color claro, los lunares, los antecedentes familiares de melanoma y un historial de quemaduras solares.

Las conductas relacionadas con el bronceado tienen mucho que ver con las crecientes tasas de melanoma en niños y adultos. El melanoma en los niños se parece bastante al melanoma en los adultos, tiene bordes irregulares, es asimétrico (si se corta por la mitad, no se obtienen dos mitades iguales), tiene colores desiguales, y un diámetro mayor de 6 milímetros (alrededor de un quinto de pulgada). “Los padres deben estar atentos a cualquier lunar nuevo o cambiante de sus hijos”, aconsejó.

Elegir un filtro solar que bloquee tanto los rayos ultravioleta A como los B, y volver a untárselo con frecuencia, es importante, enfatizó. La ropa adecuada para el sol también puede ayudar a proteger a los niños.

La Dra. Ana Duarte, directora de dermatología pediátrica del Hospital Pediátrico de Miami, se mostró de acuerdo. “El diagnóstico temprano del melanoma es beneficioso”, señaló, y es imposible sobreestimar la importancia de la protección. “Los filtros solares y la protección solar son muy importantes para los niños”, dijo Duarte, y haga lo que haga, “no ignore los lunares que cambian, incluso en los niños, porque los niños pueden tener melanoma”.

La Dra. Michele Green, dermatóloga del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, apuntó que el nuevo estudio pone el melanoma infantil en el radar, algo que considera bueno.

“Es poco común, pero los niños contraen melanoma”, comentó Green. “Ante la duda, haga que lo examinen. La buena noticia es que sabemos cómo prevenir el melanoma, y cuando lo detectamos temprano, tenemos unas tasas de curación realmente buenas”.

 

Fuente: Miami Children’s Hospital

Deja un comentario