Refrescos dietéticos aumentan riesgo de infartos

Revelan un aumento de riesgo infarto y accidente vascular cerebral en personas que consumen refrescos dietéticos.

Un estudio sugiere que las personas que beben refrescos dietéticos todos los días tendrían mayor riesgo de sufrir un infarto cardíaco o cerebral.

El estudio, que incluye 2600 adultos mayores durante una década, demostró que los que consumían refrescos dietéticos todos los días eran un 44 por ciento más propensos que el resto a tener un infarto o un accidente cerebrovascular (ACV).

Los resultados, publicados en Journal of General Internal Medicine, no prueban que la causa sean las bebidas sin azúcar porque podrían existir otros factores en los amantes de los refrescos dietéticos que explicarían la relación observada.

“Vimos una asociación -dijo la autora principal, Hannah Gardener, de la Escuela Miller de Medicina de University of Miami-. Esa población tendría hábitos no tan saludables.” Y el equipo intentó tenerlo en cuenta.

Los amantes de los refrescos dietéticos tendían a pesar más y a tener más factores de riesgo, como hipertensión, diabetes y niveles inadecuados de colesterol, que el resto.

Pero aún tras considerar estas diferencias, junto con los hábitos alimentarios y físicos, el equipo comprobó que el consumo de refrescos  dietéticos estaba asociado con un 44 por ciento más probabilidad de sufrir un infarto o un ACV.

Los resultados se suman a estudios recientes que también comprobaron que los bebedores de refrescos dietéticos son más propensos a tener ciertos factores de riesgo, como la hipertensión y el azúcar en sangre elevado.

Este, según dijo Gardener, es el primer estudio sobre “problemas vasculares”, es decir, infartos, ACV y muerte por causas cardiovasculares.

Los resultados surgen de 2564 adultos de la Ciudad de Nueva York de unos 69 años al inicio del estudio. En una década, 591 hombres y mujeres tuvieron un infarto, un ACV o murieron por causas cardiovasculares.

Eso incluyó al 31 por ciento de los 163 participantes que bebían refrescos dietéticos todos los días al inicio del estudio sufrió un infarto o un ACV, comparado con el 22 por ciento de los que nunca o rara vez consumían bebidas dietéticas.

No se registró un aumento del riesgo asociado con el consumo esporádico ni con el consumo de refrescos comunes.

“Las personas no deberían modificar el consumo según estos resultados -dijo Gardener-. Tampoco promovería el consumo de refrescos  comunes en lugar de la versión dietética”.

Los refrescos comunes son ricos en calorías y los médicos sugieren que las personas que necesitan adelgazar las reemplacen por la versión dietética.

Gardener opinó que se necesitan más estudios como el de ella para confirmar la existencia de una relación entre el consumo de refrescos dietéticos y los trastornos cardiovasculares.


Deja un comentario