Niños índigo: tienen en realidad trastorno por déficit de atención

Los llamados niños índigo en realidad tienen trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDA) y deben recibir tratamiento para poder adaptarse a la sociedad

A partir de los años 8o,comenzó la tendencia de catalogar a los niños que compartían ciertos patrones de conducta, como niños “índigo”.

El Dr. Saúl Garza, jefe del departamento de neurología y neurofisiología del Hospital Infantil de México comenta que el concepto de niño indigo se ha relacionado a un aspecto mas místico, que científico se refiere a una especie areola luminosa que rodea a las personas cuando son sometidas a ciertos patrones de luz. Este fenómeno se ha relacionado con ciertos tipos de comportamiento y se ha atribuido a estos niños ciertas habilidades o capacidades intelectuales especiales, incluso se les llega a considerar más creativos que el resto de los niños.

Las personas que tienen esta idea no creen en la existencia de un padecimiento llamado trastorno por déficit de atención e hiperactividad: una patología hereditaria que es consecuencia de un desequilibrio orgánico a nivel del cerebro. El Dr. Garza explica que  existe una zona del cerebro que se llama zona del cíngulo, que se activa para permitirle al individuo concentrarse en una actividad de alta demanda de concentración de raciocinio si y esta zona del cíngulo en los niños que tienen trastornos por deficit de atención no se activa adecuadamente aparentemente la falla esta en los sistemas activadores cerebrales que evitan que el cíngulo haga su trabajo.

El cíngulo es el área del cerebro que utilizamos para concentrarnos en tareas de alta demanda. Si bien los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad tienen dificultad para atender una clase o hacer la tarea, no les resulta complejo competir en juegos de video, incluso los que requieren de gran atención. El Dr. Garza explica que esto sucede debido a que utilizamos zonas cerebrales diferentes y hay un factor de motivación muy importante para poderse concentrar en un video juego .

El diagnóstico del trastorno por déficit de atencion e hiperactividad se confirma mediante diversos estudios que demuestran la activacion del cíngulo en una tarea y esto se puede apreciar en pruebas que se llaman de resonancia funcional.

El hecho de que un niño con trastorno por déficit de atención e hiperactividad sea catalogado como índigo y no reciba el tratamiento en forma oportuna, conlleva a consecuencias futuras. El Dr. Garza comenta que los chicos que no son tratados, con el paso del tiempo, el Cingulo se va reduciendose de volumen. Esto significa que la zona que no se está activando y que no se está utilizando correctamente va perdiendo capacidad y se atrofia.

El manejo de un niño con trastorno por déficit de atención el respeto a ciertas normas en el hogar, el apoyo de una escuela que tenga la posibilidad de ayudarles haciendo algunas estrategias como sentarlo al frente , revisar  que copie la tarea y asegurarse de que termine los trabajos. Además es común que se requiera de la administración de medicamentos  que estimulen la zona del cíngulo con la finalidad de el niño mejore su capacidad de concentración.

En materia de prevención del trastorno por déficit de atención el Dr. Garza recomienda que las mujeres que piensan tener un hijo o están embarazadas, dejen de fumar ya que los hijos de madres fumadoras tienen una mayor incidencia de trastorno por deficit de atención.

La clave radica en la detección temprana y el tratamiento oportuno del trastorno

Trastorno por déficit de atención: papel de la dopamina

Deja un comentario