Las personas inteligentes se duermen más tarde

Las personas con mayor coeficiente intelectual tienden a ser más activos en la noche

El sueño es un componente fundamental de la biología animal. La nueva evidencia confirma que, en los seres humanos, refleja la inteligencia. Las personas con mayor coeficiente intelectual  tienden a ser más activos en la noche, van a la cama más tarde, mientras que aquellos con menor coeficiente intelectual suelen retirarse a la cama poco después del anochecer.

La función precisa del sueño es discutible. Sin embargo, la acumulación de evidencia muestra que la falta de sueño en los seres humanos y los animales pueden dar lugar a la obesidad, presión arterial alta y menor calidad y cantidad de vida. La somnolencia afecta el rendimiento mental. Por ejemplo, el 37 % de los accidentes automovilísticos son causados por conductores somnolientos, según un estudio de la Universidad de Pennsylvania. Incluso las deficiencias del sueño impactan en la química del cuerpo.

De acuerdo con Juliette Faraco de la Universidad de Stanford, la falta de sueño genera una necesidad proporcional de “rebote del sueño”.

Uno de los hallazgos recientes más controvertidos e importantes es la correlación en los seres humanos entre las preferencias del sueño y la inteligencia.

Robert Bolizs Semmelweist, y sus colaboradores, han demostrado que el electroencefalograma durante el sueño ilustra cómo los elementos del sueño están directamente relacionados con “el rendimiento cognitivo de vigilia”. Los estudios realizados por investigadores H. Aliasson y sus colegas muestran que la duración de los intervalos de sueño se correlaciona estrechamente con el rendimiento académico de los estudiantes.

Una amplia investigación de Satoshi Kanazawa  de la London School of Economics and Political Science revela diferencias significativas en las preferencias de la duración del sueño entre las personas, en función de su coeficiente intelectual.

Las personas con un coeficiente intelectual más alto son más propensas a ser noctámbulas. Aquellas personas con coeficientes intelectuales más bajos tienden a realizar sus actividades principalmente durante el día.

Las personas que prefieren ir a la cama temprano, y que son madrugadoras, son “matutinos”, mientras que aquellas cuyos patrones de sueño se desplazan más tarde son  “vespertinas”. Los investigadores dicen que ser vespertino  tiende a ser una característica de las personas con un coeficiente intelectual más alto.

Según Kanazawa, los seres humanos ancestrales eran más activos durante el día, y que realizar actividades nocturnas es “evolutivamente” preferencial en individuos más inteligentes, lo que demuestra “un mayor nivel de complejidad cognitiva” en quienes se duermen más tarde.


Al parecer ser  “Matutino” o “vespertino” tienen a menudo una base genética, según los investigadores Lambertus Klei la Universidad Carnegie Mellon, Rietz Patrick en la Universidad de Pittsburgh.


Deja un comentario