Lactancia materna puede evitar el desarrollo de alergias

Si todos los niños fueran alimentados exclusivamente con lactancia desde el nacimiento, sería posible salvar cada año aproximadamente 1.5 millones de vidas.


Un estudio realizado por la Dra. Kate Grimshaw, investigadora especialista en alergias de la Universidad de Southampton en el Reino Unido, halló que esperar hasta las 17 semanas para introducir los sólidos en la alimentación del bebé es esencial.

Dar a los bebés alimentos sólidos mientras todavía toman leche materna, y esperar hasta las 17 semanas para hacerlo, puede protegerlos de las alergias a los alimentos.
Al combinar la introducción de alimentos sólidos mientras los bebés siguen amamantando enseña al sistema inmunitario que la comida es segura y evita las alergias a los alimentos.

Las madres deben seguir lactando más allá de la introducción de los alimentos sólidos en la dieta para que el sistema inmunitario pueda beneficiarse de los factores inmunológicos en la leche materna que educan al sistema inmunitario, afirma la Dra. Grimshaw.

Los investigadores identificaron el momento en que es probable que ese proceso se inicie. Introducir los alimentos sólidos antes de las 17 semanas se asoció con un mayor riesgo de que los niños contrajeran alergias a los alimentos.Los resultados del estudio se publicaron en la revista Pediatrics.

Para el estudio, la Dra. Grimshaw y sus colaboradores observaron las dietas de 41 niños que contrajeron alergias a alimentos a los dos años de edad. Los compararon con la comida que consumieron 82 niños sin alergias a los alimentos.

Los investigadores hallaron que los niños con alergias a los alimentos comenzaron a comer alimentos sólidos antes (alrededor de las 16 semanas o antes) que los niños sin alergias. También eran menos propensos a estar lactando cuando se introdujo cualquier forma de proteína de leche de vaca, que se halla en la leche de vaca y en algunos alimentos procesados.

El estudio respalda las recomendaciones para prevenir las alergias de la Academia Americana de Pediatría y de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátricas, sobre la alimentación complementaria de no introducir los alimentos sólidos antes de los cuatro a seis meses de edad.

También respalda las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría de que la lactancia materna debe seguir mientras se introducen los alimentos sólidos en la dieta, y que la lactancia materna debe continuar durante un año o más, según deseen mutuamente madre y bebé.

Fuente: Allergy and immunology

Deja un comentario