La nanomedicina está provocando una “auténtica revolución científica”

La nanomedicina se podría aplicar en los pacientes diabéticos al recibir insulina encapsulada en células artificiales, que la dejen salir cuando aumente la glucosa en la sangre

El desarrollo de la nanomedicina y su aplicación al diagnóstico, tratamiento, prevención y conocimiento de las enfermedades a nivel molecular está provocando una auténtica revolución científica.

Para valorar los usos actuales de la nanomedicina y su impacto en los sistemas de salud, el estudio llamado ‘Nanotecnología en Medicina” realizado por Marta Cuadros, Aurora Llanos y Román Villegas de la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Andalucía coinciden en el hecho de que en la actualidad la utilización de los nanodispositivos para la práctica clínica se centran  en el manejo del cáncer y la diabetes.

La nanomedicina tiene actualmente su aplicación principal en el desarrollo de nuevos fármacos, reactivos de imagen y en investigación, sólo un 60 %  de la aplicación actual de la nanomedicina radica en el manejo asistencial de alguna enfermedad.

UNA APLICACIÓN MÁS CERCANA AL CÁNCER

En cuanto a enfermedades concretas de aplicación actual y a corto y medio plazo, el 57 %  de los expertos que contestaron este apartado citaron el cáncer. El estudio pone de manifiesto que existe un consenso entre los expertos consultados acerca de las posibilidades de la nanomedicina en un futuro próximo.

Tal es así, que este trabajo alude al hecho de que desde hace diez años se vienen publicando numerosos artículos que sugieren la introducción de estas técnicas, sobre todo, en el diagnóstico y tratamiento de ciertas enfermedades, sobre todo las oncológicas.



Deja un comentario