Exoesqueleto para una niña con artrogriposis

La artrogriposis múltiple congénita, es un síndrome clínico que se da con poca frecuencia, pues afecta a uno de cada 3.000 nacimientos

La protagonista de esta historia es Emma Lavelle, una niña de dos años que padece artrogriposis múltiple congénita, un síndrome clínico que se caracteriza por presentar contracturas congénitas que afectan a diferentes articulaciones del organismo. De tal manera que esta patología impide a los músculos de Emma desarrollarse con normalidad.

Emma ha recibido un exitoso tratamiento gracias a un dispositivo WREX, desarrollado a su medida con una impresora 3D, este exoesqueleto le permite mover sus extremidades con mayor libertad.

Uno de los tratamientos más prometedores para paliar la enfermedad de Emma ha sido un dispositivo denominado WREX, un tipo de yeso en el cuerpo que permite a los pacientes con AMC levantar sus extremidades con la ayuda de bandas elásticas y articulaciones artificiales de apoyo.

 Sin embargo, uno de los problemas que surgió en el momento en que se probó el WREX en el cuerpo de Emma fue que era demasiado joven y pequeña para el tamaño del dispositivo, dos investigadores de Nemours,uno de los principales sistemas de salud pediátricos de EUA, el Dr. Tariq Rahman y el diseñador Whitney Sample desarrollaron una nueva versión del dispositivo que se pudiera adaptar al cuerpo de Emma sin problemas.

Utilizaron una pequeña impresora 3D que Rahman tenía en su oficina con la que fueron capaces de imprimir las partes del dispositivo a escala reducida, de modo que, en lugar de metal, la impresora 3D fabricó la partes nuevas con plástico ABS (Acrilonitrilo Butadieno Estireno), un material que ese caracteriza por ser muy resistente a los golpes.

 El resultado del experimento fue un gran éxito, pues la pequeña de dos años puede mover sus brazos muchos más libremente y fácilmente que antes de llevar su WREX a medida. Gracias a este dispositivo Emma ahora cuenta con mayor autonomía para realizar actividades propias de su edad, como jugar, sin necesidad de recibir ayuda por parte de sus padres.

Deja un comentario