El ‘stent’ vertebral es el único método “eficaz y resolutivo” para las fracturas causadas por osteoporosis.

El “stent” vertebral consiste en la colocación de un implante de titanio en la vértebra cuya expansión estabiliza la fractura y crea canales óseos

La Clínica La Luz de Madrid ha sido pionera en el uso de esta nueva técnica en España. Esta innovadora técnica considerada por los expertos como “mínimamente invasiva” esta basada en la implantación de un ‘stent’ vertebral de titanio y se considera   el “único método eficaz y resolutivo” para combatir las fracturas provocadas por osteoporosis, todo esto será presentado durante el VIII Simposium Internacional de Patología de la Columna Vertebral.

Esta técnica fue lanzada a nivel europeo a finales de 2008 y , ya ha sido probada con éxito en alrededor de 60 pacientes.  Anteriormente las opciones de tratamiento quirúrgico para estos pacientes eran la vertebroplastia y la cifoplastia, dos técnicas que utilizan una gran  cantidad de cemento inyectado y no logran restaurar por completo el daño vertebral.

El ‘stent’ vertebral consiste en la colocación de un implante de titanio en la vértebra cuya expansión estabiliza la fractura y crea canales óseos por los que se procede a un reparto controlado de cemento.

Además, se puede adaptar a la anatomía de cada paciente e  integra hueso dentro del implante,  con esto proporciona mejores resultados que otras técnicas como la cifoplastia, y requiere casi un 40 % menos de cemento para lograr una estabilidad biomecánica.

El Dr. Francisco Villarejo, (quien fue distinguido con el Premio a La Robótica 2008), comenta que la experiencia clínica de esta nueva técnica demuestra su eficacia en la estabilización y reducción de fracturas vertebrales, reduce considerablemente el dolor, no requiere ayuda externa o aparatos ortopédicos y el tiempo transcurrido desde la intervención y el alta del paciente puede producirse en las 24 horas siguientes a la intervención.

Precisamente este alta médica “casi inmediata” del paciente es una de las ventajas diferenciales de esta técnica, ya que cada año se producen más de 97.000 hospitalizaciones en Europa asociadas a la fracturas vertebrales, que requieren entre 10 y 30 días de estancia en el hospital y más de 95 días de incapacidad para el paciente, con los costos económicos y sociales que conlleva.

El Dr. Villarejo también menciona  que su uso está indicado en pacientes con fracturas por osteoporosis, con huesos muy frágiles que con cualquier movimiento se rompen, pero no esta indicado  “para fracturas por accidentes de tráfico o por estallidos de vértebras”.


Deja un comentario