Día mundial del corazón

La conciencia es el primer paso para un corazón sano

Día Mundial del CorazónLa salud de las poblaciones de todo el mundo se ve seriamente comprometida por la presencia de las enfermedades cardiovasculares. La creciente prevalencia de las enfermedades crónicas no trasmisibles, sobre todo diabetes e hipertensión, está prácticamente “matando a la población mexicana”, pues representan la primera y tercera causas de muerte en el país.

Los políticos, educadores, proveedores de cuidado de la salud, corporaciones, autoridades municipales, medios de comunicación y otros, están empezando a trabajar juntos para elevar la prioridad dada a las enfermedades no transmisibles, aumentar los recursos asignados a ellos, mover a la gente a la acción y proteger el desarrollo socioeconómico.

La Federación Mundial del Corazón está pidiendo  a las personas en todo el mundo que se pongan a caminar para reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, incluyendo enfermedades del corazón y los accidentes cerebrovasculares.

Según las estimaciones de la OMS, más de 17.3 millones de personas murieron en 2008 de infarto de miocardio o de accidente vascular cerebral (AVC). Al contrario de lo que se suele creer, 4 de cada 5 de estas muertes se registraron en países de bajos y medianos ingresos, y afectaron por igual a ambos sexos.

El aspecto positivo es que el 80% de los infartos de miocardio y de los AVC prematuros son prevenibles. La dieta sana, la actividad física regular y el abandono del consumo de tabaco son fundamentales.

Consuma una dieta sana. Una dieta equilibrada es fundamental para la salud del corazón y del sistema vascular. Se recomienda consumir abundantes frutas y verduras, cereales integrales, carnes magras, pescado y legumbres, y poca sal y azúcar.

Haga ejercicio regularmente. Al menos 30 minutos diarios de actividad física ayudan a mantener el sistema cardiovascular en forma. Al menos 60 minutos casi todos los días ayudan a mantener un peso normal.

Evite el consumo de tabaco. El tabaco daña gravemente la salud, independientemente de cómo se consuma (cigarrillos, cigarros, pipa o tabaco para mascar). La exposición pasiva al humo del tabaco también es peligrosa. Lo bueno es que el riesgo de infarto de miocardio y AVC empieza a disminuir inmediatamente después de dejar de consumir productos del tabaco y se puede reducir a la mitad en tan sólo un año.

Verifique y controle su riesgo cardiovascular:

  • Mídase la tensión arterial: La hipertensión suele ser asintomática, pero puede causar infartos de miocardio o accidentes cerebrovasculares. Mídase la tensión arterial.
  • Mídase el azúcar en la sangre: El exceso de azúcar en la sangre (diabetes) aumenta el riesgo de infarto de miocardio y accidentes cerebrovasculares. Si padece diabetes, para reducir dicho riesgo es muy importante que se controle la tensión arterial y el azúcar en la sangre.
  • Mídase las grasas en la sangre: El aumento del colesterol en la sangre incrementa el riesgo de infarto de miocardio y accidentes cerebrovasculares. El control del colesterol en la sangre requiere una dieta saludable y, si fuera necesario, medicamentos apropiados.

Deja un comentario