¿Cómo elegimos al médico adecuado?

¿Qué atributos del médico y que circunstancias nos pueden indicar que estamos eligiendo a un buen profesional de la salud?

La elección de un médico es muy importante y puede tener un gran impacto en nuestra salud. A continuación presentamos cinco diferentes tipos de médicos, el punto más importante es que cada tipo de médico se ajuste a los distintos pacientes.

El tipo favorito de médico se llama “El Sabio”, un 30% de las personas los prefieren, estos médicos son generalmente mayores y con mucha experiencia, resulta ser más o menos el tío bueno que a usted le genera mucha confianza y desarrolla una relación cercana a usted.

Las personas que normalmente eligen este tipo de médico son las pacientes mayores, los pacientes más jóvenes prefieren consultas rápidas, y pueden sentir que éste tipo de médicos ocupan demasiado tiempo.

En el extremo opuesto están los Drs. Datos  o Dr. Digital, este tipo de médico proporciona datos fríos, le da lo que necesita saber y no es muy compasivo, no muchos pacientes gustan de este tipo de médico, solo un 8%, pero, se debe reconocer que es muy competente, que hará un buen trabajo, pero no es el médico va a tomar su mano.

El Dr. No Nonsense (Sin tonterias), es el médico que no ocupará  gran parte del tiempo del paciente para discutir sus dolencias, estos médicos procuran llegar al diagnóstico preciso y comienzan el tratamiento muy rápido, pero su trato con los pacientes es un poco distante. Alrededor del 18% de los pacientes prefieren este tipo de médicos.

El tipo de médico que podemos llamar “El idealista”, con el 24%  de las preferencias de los pacientes es un Dr. joven sabio, su actitud es parecida al Dr. Sabio, pero con muchos años menos. 

El quinto y último tipo es el “Dr. Todo You ” es el médico con los pies en la tierra, que también valora y apoya la medicina complementaria, es bastante inusual, pero es muy importante para los pacientes que buscan ese tipo de tratamiento, ya que se preocupa de igual manera de los síntomas físicos, mentales y espirituales del paciente, dándole importancia a la emociones del enfermo.

Deja un comentario