La colonoscopía: ¡puede salvar tu vida!

Colonoscopía

Un nuevo estudio apoya sugerir la reducción de la edad de la colonoscopía.

El cáncer de colon se puede detectar oportunamente con un estudio que, realizado a tiempo, puede detectar este padecimiento con un 100% de efectividad.

Sin embargo, mucha gente está demasiado nerviosa o asustada de hacerse esta importante prueba de evaluación, recomendada a partir de los cincuenta o en caso de tener antecedentes familiares de cáncer colorrectal.

La parte más difícil del procedimiento podría ser la preparación, pues los pacientes deben tomar un laxante en comprimido o jarabe para “vaciar” el colon. Esto es necesario para asegurar que el colon esté lo más limpio posible para que el médico pueda tener la mejor vista posible del órgano.

La prueba de colonoscopia en sí probablemente sea lo más fácil. El paciente está consciente pero sedado, por lo que hay poca o ninguna incomodidad.

Durante el procedimiento, se introduce un tubo largo y flexible con una pequeña cámara de video en el colon. La cámara envía imágenes a un monitor que mira el médico. Las imágenes se pueden imprimir y almacenar en una computadora.

La colonoscopia se usa para buscar inflamación, sangrado, úlceras, cambios de color y pequeños brotes de tejido llamados pólipos en el colon. La mayoría de los pólipos no son cancerosos, pero generalmente se extirpan durante la colonoscopia y se hace una biopsia para determinar si son benignos o malignos.

Si bien tradicionalmente la colonoscopía se recomienda a partir de lo 50 años de edad en personas que no tienen antecedentes familiares de cáncer de colon, sin embargo, desde el 2018, la Sociedad Americana de Cáncer (American Cancer Society) recomendó bajar la edad a los 45 debido al incremento de la incidencia entre personas más jóvenes en los Estados Unidos.

Un estudio publicado en la revista médica JAMA revela que se registra un incremento del 46 por ciento de cáncer de colon en personas entre 49 y 50 años de edad, lo cual apoya la moción de reducir la edad de la primera colonoscopía.

Deja un comentario