Cae un mito de la biología: las mujeres no nacen con todos sus óvulos

A diferencia de los hombres las mujeres nacen con determinado número de óvolos que se pierden cada mes durante la ovulación.

La posibilidad de contar algún día con suministros ilimitados de óvulos humanos para que puedan ser usados en tratamientos de fertilidad es real, según un grupo de investigadores encabezados por el Dr. Jonathan Tilly, del Hospital General de Masssachusetts, en EUA.

Los científicos demostraron que es posible encontrar en las mujeres adultas células madre que pueden producir nuevos óvulos espontáneamente.

Y según el estudio, publicado en la revista especializada Nature Medicine, experimentos en ratones mostraron que esos óvulos pueden ser fertilizados, el hallazgo supone un avance revolucionario y abre excitantes posibilidades para mejorar los tratamientos de fertilidad.

Y es que la teoría médica actual considera que las mujeres nacen con todos los óvulos que tendrán, pero según el Dr. Tilly, esa idea queda desmentida con su estudio, que es continuación de un experimento que inició en el 2004.

El equipo del Dr. Tilly halló y aisló las células madre responsables de la producción de óvulos dentro de los ovarios durante los años fértiles de la mujer, lo hicieron buscando una proteína, la DDX4, exclusiva de la superficie de las células madre responsable de la formación de los óvulos.

Al detectarlas, los investigadores pudieron identificar células que, cultivadas en laboratorio, generaban espontáneamente óvulos inmaduros (ovocitos) similares a los presentes en el cuerpo humano y que se comportaban como ellos, encontraron que las células “maduraban” cuando se encontraban entre los tejidos de un ovario humano vivo injertados en ratones.

Por las numerosas restricciones legales y éticas en la investigación con óvulos humanos, los investigadores replicaron el experimento con células madre tomadas de ratones y demostraron que las mismas pueden ser fertilizadas con esperma y producir embriones.

El primer objetivo del estudio era probar que las células madre productoras de ovocitos de hecho existen y se encuentran en los ovarios de las mujeres durante su vida reproductiva.

El descubrimiento de las células precursoras de ovocitos en ovarios humanos adultos, junto al hecho de que estas células comparten características con sus equivalentes en ratones que producen óvulos plenamente funcionales, abre la puerta al desarrollo de técnicas sin precedentes para superar la infertilidad en mujeres. El investigador explica que fuera del cuerpo, estás células están más predispuestas a multiplicar su función generadora; si se consigue guiar el proceso, se dará la posibilidad de que en algún momento en el futuro se tendrá un suministro ilimitado de óvulos.

El especialista reconoce que el hallazgo tiene un enorme potencial, especialmente para mujeres jóvenes sometidas a tratamientos que pone en riesgo su fertilidad, como la quimioterapia. Además las mujeres que postponen la maternidad también podrían contar con óvulos jóvenes gracias a este descubrimiento.


Deja un comentario