Alimentos que mejoran la piel

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano, ocupa aproximadamente 2 m², actúa como barrera protectora que aísla al organismo del medio que lo rodea.

La piel puede revelar muchas cosas: si pasamos una mala noche, seguramente se verá opaca y con ojeras; en cambio, si, estamos relajados, nuestra piel lucirá radiante. Pero eso no es lo único que expresa. También puede revelar nuestro tipo de alimentación: si carece de brillo o está reseca pueden hacerle falta vitaminas e hidratación.

Según la Academia Americana de Dermatología, para tener una piel saludable es esencial incluir vitamina D en nuestra dieta. “Las fuentes alimenticias de vitamina D previenen el envejecimiento prematuro de la piel y disminuyen el riesgo de desarrollar cáncer”. Sin vitamina D el cuerpo no puede usar el calcio y el fósforo, dos minerales necesarios para tener huesos saludables.

Una de las fuentes de vitamina D son los rayos solares, sin embargo, debido a que se ha comprobado científicamente que la exposición directa al sol es factor de riesgo de cáncer de piel, la Asociación Americana de Dermatología sugiere incluir la vitamina D en la dieta.

Las principales fuentes de vitamina D, son:

  • la levadura y las leches enriquecidas,
  • los quesos y el yogur,
  • los aceites de hígado de pescado como el salmón y el atún,
  • y las yemas de huevo.

Por su parte, la Academia Americana de Dermatología agrega a este listado los suplementos dietéticos, que son bien tolerados bajo supervisión médica, que combinan vitamina D y calcio.

Además de la vitamina D, otras son recomendadas para lucir una piel bella y saludable: la vitamina A, que se encuentra en manzanas, zanahorias, perejil e hígado de pescado; la vitamina C, contenida en frutas cítricas como las naranjas, toronjas, mandarinas y limones; y la vitamina E, que ingerimos al consumir nueces, aceite de oliva y aceite de gérmen de trigo.

Los dermatólogos también recuerdan la importancia de beber suficiente agua cada día para tener una piel saludable.

Fuente: The American Academy of Dermatology

Deja un comentario