Dengue: el mosquito transmisor se reproduce en agua estancada

El dengue es una enfermedad ocasionada por un virus que se transmite por la picadura de la hembra del mosquito Aedes Aegypti, que se reproduce en el agua estancada.

El dengue es una enfermedad ocasionada por un virus que se transmite por la picadura de la hembra del mosquito Aedes Aegypti, que se reproduce en el agua estancada.

El dengue clásico ocasiona fiebre, dolor de cabeza, de ojos, náuseas, ronchas en el cuello y vómitos y tarda días en curarse. Sin embargo, en algunos casos, caundo el paciente ha sido picado en varias ocasiones por un mosquito portador del dengue, puede desarrollarse el dengue hemorrágico que puede ser mortal y que ocasiona sangrados internos pues los vasos capilares se hacen permeables permitiendo la pérdida de suero o componente líquido de la sangre. Esto ocasiona fallas en el sistema circulatorio y la muerte. Los síntomas de dengue hemorrágico son dolor estomacal, fiebre, hemorragias nasales, bucales o de las encías, dificultad para respirar y desmayos.

Para evitar que se reproduzca el mosco que transmite el dengue, es importante que se fumiguen las zonas donde se detecte la presencia del mosco y que se notifique de inmediato de la existencia personas con esta enfermedad a fin de que reciban atención oportuna.

Asimismo es importante que se elimine cualquier recipiente con agua estancada como llantas, cubetas o cajas con agua, ya que favorecen la reproducción del mosquito transmisor.

Deja un comentario