El Retinoblastoma ó tumor maligno en la retina

El retinoblastoma se presenta en niños pequeños y representa el 3% de los cánceres padecidos por menores de quince años

El Retinoblastoma es un padecimiento que puede ser mortal y que es ocasionado por el surgimiento de un tumor maligno en la retina del ojo, es decir en la parte posterior, encargada de enviar al cerebro la señal de lo que vemos a través del nervio óptico.

Uno de los signos más comunes es el brillo blanco en el ojo, que se detecta al momento de tomarle una foto con flash, en lugar del clásico “ojo rojo”.

Asimismo, el menor puede presentar algunos síntomas como estrabismo, dolor y enrojecimiento del ojo.

Esta enfermedad surge cuando una o varias células de la retina sufren una mutación en el gen RB, ocasionando un crecimiento sin control que se vuelve canceroso. Surge en uno o en ambos ojos y afecta por igual a ambos sexos.

Hasta ahora se desconocen sus causas, sin embargo hay un componente genético pues en algunas familias puede presentarse en varios de sus integrantes.

El diagnóstico se realiza mediante un examen de dilatación de la pupila, así como la Tomografía y un Ecoencefalograma a fin de determinar la posible propagación del cáncer.

De no atenderse a tiempo, el cáncer puede propagarse a otras zonas del ojo y el cerebro a través del nervio óptico y puede provocar la pérdida del ojo y posteriormente la muerte.

Cuando se diagnostica en forma temprana, esta enfermedad puede tratarse mediante Fototerapia y Crioterapia, logrando salvar el ojo en el 80% de los casos.

En pacientes con Retinoblastoma más avanzado se vuelve necesaria la extirpación del ojo y la colocación de una prótesis a fin de que el menor pueda integrarse a la sociedad.

Deja un comentario