Tratamiento pionero para el asma

La termoplastia bronquial es una técnica que se utiliza para el tratamiento del asma con la que se reduce la masa de músculo liso de la vía aérea y se mejora el cierre de los bronquios

En lugar de utilizar esteroides, la termoplastía bronquial, prevé introducir una sonda de alambre que calienta el revestimiento de los pulmones con ráfagas de 10 segundos de ondas de radio a 65 grados centígrados.

La termoplastia bronquial se describe como el “derretimiento” del músculo que se contrae en las vías respiratorias durante un ataque de asma.

El procedimiento que es el primero no farmacológico para el asma es producto de seis años de estudios en el Reino Unido, Canadá y Sudamérica y no se utiliza en ningún otro lugar de Europa.

Puede utilizarse en personas con asma moderada o grave y mejora el control, de esta afección respiratoria.
Los asmáticos que reciben este tratamiento registran un 50% menos de crisis de asma, gozan del triple de días sín síntomas, y registran una reducción del 45% en la necesidad de uso de inhaladores.


Deja un comentario