Etiquetacómo es el cerebro de un ganador