Signos y síntomas del accidente vascular cerebral

El infarto cerebral puede tener un buen pronóstico si el tratamiento inicia en las tres primeras horas, de ahí la importancia del diagnóstico oportuno.

El accidente vascular cerebral figura entre las primeras causas de muerte y discapacidad en México. Es fundamental su detección temprana para recibir el tratamiento oportuno y evitar, en la medida de lo posible, sus secuelas. A continuación les presentamos los signos y síntomas más comunes que hacen referencia a un accidente vascular cerebral.

1) Entumecimiento o debilidad repentina en la cara, el brazo o la pierna: este signo es característico y habitualmente aparece en un lado del cuerpo. Usted puede preguntarle a la persona que trate de sonreír y ver si cae un lado de su boca. La persona puede tener dificultad para mover su brazo o controlar sus dedos. También se puede pedir al paciente que cierre los ojos y que levante ambos brazos para ver si uno de ellos se desplaza hacia abajo.

2) Confusión repentina, dificultad para hablar o entender: es común que una persona con un accidente cerebrovascular de repente pueda comenzar a arrastrar el habla o tener dificultad para hablar. Pida al paciente que repita una frase sencilla, como “Ayer fui a la biblioteca”. Si él o ella, tiene dificultad para hablar correctamente, puede estar teniendo un ataque cerebral.

3) Problemas repentinos de visión en uno o ambos ojos: si un paciente refiere problemas repentinos de visión, esto podría ser otro síntoma común de accidente cerebrovascular y deberá ser motivo de preocupación. El paciente puede quejarse de visión borrosa o doble.

4) Mareo repentino, dificultad para caminar, pérdida del equilibrio o coordinación: compruebe si el paciente camina como si estuviera intoxicado, se tropieza, o incluso se cae. Todos pueden ser síntomas del accidente cerebrovascular y debe consultarse al médico.

5) Dolor de cabeza intenso y repentino sin causa conocida: un paciente con un dolor de cabeza, no necesariamente está sufriendo un derrame cerebral, pero si el dolor de cabeza inicia repentinamente y/o parece inusualmente intenso, es motivo de preocupación. Si este dolor además se acompaña de rigidez en el cuello, dolor facial o vómito, la causa podría ser una hemorragia intracraneal.

Estadísticas de los E.U.A. de la American Heart Association, sugieren que un accidente cerebrovascular ocurre cada 45 segundos. Pero no todo es malo: Incluso si usted o alguien que usted conoce, sufre un accidente cerebrovascular,  y recibe tratamiento inmediatamente se puede reducir el daño al cerebro. Para muchos infartos, el tratamiento intravenoso con fármacos anticoagulantes puede hacer una diferencia significativa en el pronostico. Sin embargo, se ha demostrado que estos medicamentos deben ser administrados dentro de las tres primeras horas del inicio de los síntomas del infarto para ofrecer los mayores beneficios. Por lo tanto, entre más temprano se inicie el tratamiento, mejor será el resultado.

Para prevenir una accidente vascular cerebral se recomienda evitar los alimentos que predisponen al ataque cerebral.

Deja un comentario