Retinoblastoma: nueva forma de tratamiento

Una nueva forma de tratar el retinoblastoma permite salvar el ojo y en ocasiones hasta la visión.

 

Retinoblastoma: nueva forma de tratamientoEl retinoblastoma es el tumor maligno que se desarrolla en la parte posterior del ojo llamada retina que se conecta con el cerebro a través del nervio óptico.

El retinoblastoma es uno de los tipos de cáncer más comunes en los niños y cuando se diagnostica en etapas tardías, suele ser necesaria la extracción del ojo del paciente. La diferencia la marca el diagnóstico temprano, que se hace clínicamente cuando se observa un reflejo blanquecino en el ojo de un niño.

El Instituto Nacional de Pediatría en conjunto con el Instituto Nacional de Nutrición, realizan un eficaz procedimiento para tratar el retinoblastoma en etapas iniciales con la intención de preservar el ojo y la visión del mismo.

El Dr. Carlos Leal, oncólogo pediatra del Instituto Nacional de Pediatría explica que la intervención se realiza colocando un catéter muy delgado a través de las arterias, que llega hasta las arteria oftálmica, que lleva sangre al ojo y se depositan gotas de quimioterapia de manera muy localizada y con menos efectos secundarios.

Esta forma de quimioterapia se puede administrar cada 14 días y los niños no experimentan efectos sistémicos como pérdida del cabello.

Ocasionalmente, después de la administración del tratamiento el paciente puede sufrir de dolor y enrojecimiento del ojo afectado.

Cuando el diagnóstico se hace en etapas tempranas, tres sesiones de quimioterapia suelen ser suficientes para logran un control adecuado del retinoblastomas y en ocasiones incluso su cura.

 

Te puede interesar: Retinoblastoma: tumor maligno de la retina

 

 

 

 

 

Deja un comentario