Persiste la verguenza por comprar condones

El preservativo o condón es una funda fina y elástica para cubrir el pene a fin de evitar la fecundación y para evitar contagio de enfermedades de transmisión sexual

Todas las personas sexualmente activas han estado en la incómoda situación de tener que comprar condones en la farmacia.  A continuación te pasamos tips para hacerlo sin quedarte congelado por la vergüenza o miedo escénico.

Hay muchos sitios web donde puedes ordenar condones y te serán enviados a tu casa, típicamente piden pago con tarjeta de crédito o débito, pero usarán un nombre mucho más discreto en la cuenta. No tendrás algo como “Sex Shop y tienda de condones Jack” en ninguna de tus cuentas de la tarjeta.

Determina qué tipo de condón vas a comprar, no seas tímido en prepararte antes de ir a la tienda, caminar y escoger una marca va a ser mucho más fácil y menos incómodo que tener que buscar entre todo lo que está disponible.

Las personas que te están atendiendo, venden cajas de condones todos los días, no es para ellos nada fuera de lo común, se preguntarán por qué estás nervioso, podría parecer un comportamiento sospechoso.

Camina discretamente hasta donde tienen los condones, toma lo que estás buscando y camina de forma calmada hacia la caja, mézclalos con otros artículos. Aunque no es necesario, podrías sentirte más cómodo si compras unas cuantas cosas más y las pones en tu carro.

De esta forma, no estás de pie en el mostrador con nada en la mano excepto una caja de condones, ata un nudo en la bolsa con las agarraderas. De esta forma, si se te cae la bolsa, el contenido no saldrá volando.

Las clínicas para adolescentes y los centros de prevención del las enfermedades venéreas y del SIDA ofrecen gratuitamente condones, sin hacer preguntas.

Cómpralos fuera de horas pico, tienes mayores probabilidades de estar a solo con el cajero si vas temprano por la mañana o tarde por la noche durante la semana, al contrario de si vas un domingo por la tarde.

Deja un comentario