Lubricación femenina durante el sexo

16 agosto, 2011
La lubricación femenina es fundamental para una relación sexual placentera.

Demasiada lubricación o una lubricación insuficiente pueden hacer que las relaciones sexuales no resulten agradables. Cada mujer es diferente y no se puede hablar de una cantidad “normal” de lubricación, sin embargo durante el juego erótico previo a la penetración tiene lugar la lubricación vaginal que determinará cuando la mujer “está lista” para recibir el órgano sexual masculino.

Desafortunadamente, alrededor de un tercio de las mujeres jóvenes se queja de una lubricación insuficiente, de acuerdo con investigadores del Centro de Promoción Sexual de la Universidad de Indiana. El tener sexo sin la lubricación suficiente puede ocasionar dolor e incrementa la posibilidad de desarrollar una infección por hongos. Así que si la pareja quiere pasar rápidamente a la penetración es importante solicitarle más juego erótico previo para lograr la excitación y en consecuencia la lubricación suficiente. La sexóloga Patti Britton considera que después de que la pareja genera en la mujer el primer orgasmo en forma manual, con la lengua o con un juguete sexual, ésta estará lista para la penetración con la lubricación necesaria para no sentir malestar alguno.

Factores como el estrés, anticonceptivos con bajo contenido de estrógenos, infecciones vaginales por hongos no diagnosticadas y algunos medicamentos como antihistamínicos y antidepresivos, también pueden ocasionar sequedad vaginal. Los expertos consideran que todo lo que puede ocasionar sequedad bucal, es capaz de provocar sequedad vaginal.

La sequedad vaginal puede combatirse de manera sencilla con los diferentes lubricantes disponibles en el mercado. Los lubricantes puede ser a base de silicona, agua, petróleo o aceite. Para la mayoría de las parejas los lubricantes hechos a base de agua resultan los más efectivos, ya que son seguros para los condones y son fáciles de enjuagar y no manchan las sábanas. En caso de usar condón, los lubricantes a base de petróleo o aceite están absolutamente contraindicados, ya que pueden erosionar el látex del preservativo. Además, las mujeres que son propensas a desarrollar infecciones por hongos deben optar por un lubricante que no contenga glicerina, ya que tiene azúcares que promueven el crecimiento de hongos.

Por otra parte, cuando una mujer tiene una lubricación excesiva con la mínima caricia, esto puede resultar engorroso e incómodo. En estos casos se recomienda tener un pañuelo desechable cerca y que la pareja use condones de látex sin lubricante.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Calcula tu Índice de Masa Corporal Calcula tu fecha estimada de parto
Índice de enfermedades
El rincon de las consultas