La nueva opción para dejar de fumar “Cigarrillos electrónicos”

El cigarrillo electrónico únicamente vaporiza la sustancia contenida en los cartuchos, provocando la expulsión de vapor que imita al humo en el cigarrillo tradicional.

Asia Inspection, la compañía dedicada a realizar Auditorías de Fábrica y de Producto para empresas importadoras, considera que los cigarrillos electrónicos son el mejor aliado para dejar de fumar siempre y cuando pasen los controles de calidad que les avalen como productos saludables.  

Se estima un gran boom en su producción y consumo en 2011 tras la prohibición de fumar en lugares públicos. La mejor ayuda para dejar el tabaco, y de paso respetar la nueva normativa que prohíbe fumar en lugares públicos. Los cigarrillos electrónicos no contienen sustancias tóxicas como la nicotina.

Las personas que compran cigarrillos electrónicos ven en ellos un fumar más sano, los compran para quitarse la “manía” en ciertos momentos en lugares donde no está permitido fumar, para fumar menos, dejarlo o para reproducir los gestos de la acción de fumar pero sin inhalar todas las substancias nocivas que contiene el tabaco.

Los cigarrillos electrónicos se venden en puntos como las farmacias, tiendas de conveniencia, supermercados, etc.  El cigarrillo electrónico se caracteriza por permitir al fumador disfrutar del placer de tener un cigarrillo y fumarlo sin ingerir ninguna sustancia que sea nociva, sólo sustancias inocuas que consisten en aromas y aditivos naturales. Además presenta cápsulas de diversos sabores; desde el clásico tabaco hasta aromas afrutados o menta.  Estos desprenden vapor de agua. Por ello, el fumador cree que en realidad sigue fumando, y los que están alrededor no deben respirar el molesto humo que resulta tan dañino al aspirarse de forma pasiva. 

Una realidad es que el efecto síndrome de abstinencia del tabaco no se resuelve con los cigarrillos electrónicos, pero finalmente es de las partes más fáciles de superar cuando se abandona el tabaquismo.



Deja un comentario