Hombre sube rascacielos con pierna biónica

Desarrollada por investigadores de la Universidad de Vanderbilt, la prótesis está diseñada para la vida diaria

Zac Vawter se puso su pierna biónica en público por primera vez, escaló los 103 pisos de la torre Willis de Chicago y se convirtió en la primera persona que completa este desafío con una extremidad protética controlada por el sistema nervioso del usuario.

Vawter, quien perdió la pierna derecha en un accidente en motocicleta, participó en la prueba de subir escaleras llamada “SkyRise Chicago”, que se efectúa cada año para reunir fondos de caridad y que organiza el Instituto de Rehabilitación de Chicago, donde recibe tratamiento.

“Todo resultó grandioso, comentó Vawter, la pierna protética hizo su parte y yo hice la mía”

La pierna fue diseñada para responder a los impulsos eléctricos de los músculos de la corva de Vawter, cuando él pensaba subir los aproximadamente 2.100 escalones, los motores, bandas y cadenas de su pierna sincronizaban los movimientos de su tobillo y rodilla.

La pierna protética computarizada pesa 4,5 kilogramos (10 libras) y utiliza dos motores, los brazos biónicos, controlados con la mente,  han estado disponibles durante años.

Como se sabe que el número de personas con piernas amputadas excede el de personas que han perdido brazos y manos, los investigadores de Chicago han intensificado las investigaciones en las extremidades inferiores. Si una mano biónica falla, la persona tira un vaso de agua, si una pierna biónica falla, la persona cae por las escaleras.

La prueba de subir las escaleras era parte de nuestro proyecto de investigación, comenta Joanne Smith, director general del Instituto de Rehabilitación, Se probo la pierna en condiciones extremas, muy pocos pacientes que utilicen una pierna en el futuro lo harán para este propósito, desde esa perspectiva, el desempeño de la pierna fue más allá.

Vawter dijo que hizo su preparación en una pequeña escaladora en un gimnasio, mientras que los investigadores efectuaron durante meses los ajustes técnicos a la pierna para garantizar que ésta respondiera al pensamiento.

Cuando Vawter regrese a su casa, la pierna experimental se quedará en Chicago, los investigadores continuarán refinando los detalles de la dirección, sacarla al mercado tardará varios años.

La pierna es desarrollada como parte de un proyecto de ocho millones de dólares que recibe financiamiento del Departamento de Defensa. Participan en el proyecto la Universidad Vanderbilt, el Instituto Tecnológico de Massachusetts, la Universidad de Rhode Island y la Universidad de Brunswick.

Deja un comentario