Fibrilación auricular

La fibrilación auricular es una enfermedad en la que las aurículas o cámaras superiores del corazón laten de una manera no coordinada, lo que produce un ritmo cardíaco rápido e irregular

Las personas que experimentan algo que parece tambores en el pecho, falta de aire, dolor de pecho y mareo podrían sufrir de la común pero potencialmente peligrosa arritmia cardiaca conocida como fibrilación auricular.

La fibrilación auricular es un latido cardiaco demasiado rápido y anómalo que se hace más común a medida que la edad avanza. La afección puede provocar que la sangre se acumule en las cámaras superiores del corazón (las aurículas) y aumenta el riesgo de que el corazón “expulse” un coágulo, llevando potencialmente a un accidente cerebral vascular.

La fibrilación auricular también puede afectar adversamente la calidad de vida de las personas, resultando en fatiga crónica y dolor debilitante.

La fibrilación auricular es la arritmia cardiaca más común, y desafortunadamente muchas personas desconocen lo grave que puede ser para la salud a largo plazo, asegura el Dr. Bruce Wilkoff, presidente del grupo La Sociedad del Ritmo Cardiaco.

Las señales de advertencia de la fibrilación auricular incluyen:

Sensaciones de latidos fuertes en el pecho, como truenos, tambores o saltos.
Palpitaciones frecuentes (la sensación de que el corazón se ha saltado un latido).
Falta de aire tras un esfuerzo físico.
Una menor capacidad de ejercicio.
Dolor en el pecho.
Desmayos o mareo.
Los tratamientos para la afección pueden ayudar a controlar esos síntomas y restaurar un ritmo cardiaco normal, evitando coágulos sanguíneos y el accidente cerebral vascular.

Los factores de riesgo más comunes son:

Tener más de 60 años
Padecer diabetes
Tener otros problemas cardiacos, como hipertensión, enfermedad cardiaca coronaria e insuficiencia cardiaca congestiva
Sufrir de enfermedad de la tiroides o enfermedad pulmonar crónica
Padecer apnea del sueño
Beber demasiado alcohol o tomar estimulantes
Padecer de una enfermedad o infección graves

Fuente: The Heart Rhythm Society


Deja un comentario