Estar de buen humor mejora el proceso de aprendizaje

Cuando el estado de ánimo de las personas mayores mejora, también lo hace la potencia cerebral

Los sentimientos positivos favorecen la habilidad de tomar decisiones y la memoria, sugiere un estudio dirigido por la Dra. Ellen Peters de la Universidad Estatal de Ohio en EUA.

 Estar de buen humor parece mejorar la habilidad para tomar decisiones y la memoria de trabajo en las personas mayores. La Dra. Peters y su equipo sugirieren que incluso algo tan sencillo como una bolsa pequeña de dulces puede ayudar a las personas mayores a realizar mejor las pruebas conocidas como “cognitivas” o de habilidades del pensamiento.

Se han realizado muchas investigaciones que muestran que los adultos jóvenes son más creativos y flexibles cognitivamente si están de buen humor. Pero, debido al declive mental que se produce al envejecer, no era seguro de que el buen estado de ánimo sería capaz de ayudar a las personas mayores.

Para realizar el estudio, los investigadores dividieron a 46 personas de 63 a 85 años de edad en dos grupos iguales. A las personas del primer grupo se les proporcionó una nota de agradecimiento y dos bolsitas de dulces atadas con una cinta roja para estimular su estado de ánimo a la hora de hacer las pruebas de habilidades del pensamiento. A las del otro grupo no se les dio ni una nota de agradecimiento ni dulces.

Durante el experimento, los participantes a los que les habían dado los dulces usaron computadoras con un fondo de pantalla de color azul celeste con soles sonrientes. En cambio, los que no recibieron dulces usaron computadoras con imágenes redondas neutras, sin caras sonrientes en el fondo de color azul celeste.

Se entregó a los participantes tres dólares en monedas de veinticinco y ocho barajas de cartas virtuales con distintas características durante las pruebas de toma de decisiones. Se consideraba que cuatro barajas eran “ganadoras”. Si los participantes elegían una carta de estas barajas, el 75%  de las veces ganaban una moneda de veinticinco céntimos y el 25%  de las veces ni ganaban ni perdían. Las otras cuatro barajas se consideraban “perdedoras”. Si alguien elegía una de las cartas “perdedoras”, perdía una moneda de veinticinco centavos el 75% de las veces.

Los participantes podían aceptar o rechazar la carta de arriba de la baraja que les ofrecían. Su objetivo era ganar todo el dinero que pudieran. Los investigadores comentaron que querían ver con qué rapidez averiguarían los participantes con qué barajas ganarían dinero y con cuáles no.

El estudio mostró que las personas mayores a los que se alegró el ánimo con una nota de agradecimiento y dulces rindieron mucho mejor en las pruebas de toma de decisiones que los otros participantes, se uso una tarea experimental porque la vida real es experimental.

Por ejemplo, usted conoce a una persona nueva y ella es como una de esas barajas de cartas. No sabe nada de ella y tiene que averiguar si se trata de alguien en quien puede confiar. Lo que este estudio sugiere es que las personas que están de buen humor aprenden más rápido y toman mejores decisiones. Los resultados del estudio se publicaron en la revista Cognition and Emotion.
 
Fuente: Ohio State University

Deja un comentario