Reflujo gastroesofágico

8 diciembre, 2010
El reflujo gastroesofágico es un padecimiento común. Se origina cuando los ácidos gástricos que se producen en el estómago suben y pasan al esófago.

El reflujo gastroesofágico es un padecimiento común, se origina cuando los ácidos gástricos que se producen en el estómago suben y pasan al esófago, dañándole. Esto ocurre porque en el extremo inferior del esófago hay un esfínter que debe permanecer cerrado, sin embargo por diversas razones deja de funcionar adecuadamente, permitiendo el paso de los ácidos gástricos.

La Organización Mundial de la Salud señala que el 7 % de la población mundial enfrenta esta enfermedad. En México, se considera que hasta un 35% e la población sufre de reflujo en algún momento de su vida.

Entre los síntomas más frecuentes destacan:

* Sensación de ardor en la boca del estómago
* Tos crónica o asma
* Cuadros repetitivos de faringitis o laringitis

El reflujo tiene varias causas,. Una de ellas es la pérdida de fuerza en el esfínter u orificio muscular que permite el paso de los alimentos y líquidos del esófago al estómago, ocasionando el regreso del contenido gástrico del estómago al esófago.

Otras causas son la obesidad, una dieta rica en grasas o en condimentos y el consumo de fármacos como los antiinflamatorios no esteroideos. Tambien son factores para desarrollar este padecimiento el embarazo y la Hernia Hiatal, es decir cuando por un cambio anatómico, parte del estómago migra hacia el esófago.

El diagnóstico se realiza mediante la elaboración de una historia clínica y una Gastroscopía, en la que se introduce un tubo con una cámara por la boca, a fin de visualizar en un monitor el interior del tubo digestivo, determinando si hay erosiones, inflamaciones o úlceras en la mucosa del esófago, además de determinar la existencia de Hernia Hiatal.

También se somete al paciente a una exploración radiológica con contraste, a fin de observar los movimientos del líquido estando en diversas posiciones y a un monitoreo de la acidez en el esófago durante un período de 24 horas .

De no atenderse, el reflujo gastroesofágico puede generar diversas complicaciones,  en la laringe pueden aparecer tos y laringitis frecuentes mientras que en el esófago pueden surgir esofagitis o inflamación de la mucosa del esófago, ulceraciones y cáncer de esófago y de estómago.

El tratamiento farmacológico se basa en el uso de antiácidos,  en casos más severos se recurre a medicamentos especializados, denominados inhibidores de la bomba de protones, que bloquean gran parte de la producción de ácidos del estómago a fin de permitir la recuperación de la mucosa estomacal. También se puede recurrir a un procedimiento quirúrgico especializado, denominado Cirugúa de Nissen, a a fin de eliminar la Hernia Hiatal.

Otras medidas que pueden ayudar son evitar los hábitos que pueden generar acidez excesiva, además de no ingerir alimentos desde 2  horas antes de la hora de dormir y elevar la cabecera de la cama unos 15 cms. para lograr una posición inclinada durante el sueño, lo que evita el regreso de los ácidos gástricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Calcula tu Índice de Masa Corporal Calcula tu fecha estimada de parto
Índice de enfermedades
El rincon de las consultas