Cirugías laparoscópicas para la columna vertebral

2 enero, 2012
Mediante la cirugía laparoscópica se enfrentan los problemas discales para garantizar al paciente una invasión más discreta y la posibilidad de que se movilice después de la intervención por sus propios medios

En los últimos años los procedimientos quirúrgicos a cielo abierto, es decir los tradicionales, comenzaron a darle paso a nuevas y más novedosas técnicas que consisten por lo general en la realización de pequeñas incisiones en el lugar a intervenir.

Estos métodos tienen por objeto reducir el tamaño de la herida, pero además disminuir el tiempo de recuperación postoperatorio.

Una técnica denominada Endospine, utilizada para las intervenciones quirúrgicas de columna y desarrollada hace 15 años por el médico francés Jean Destandau, miembro de la Sociedad Internacional de Cirugía de Columna, ya realizó más de 7 mil intervenciones.

El procedimiento consiste en realizar una incisión muy pequeña a través de la cual se introduce una cámara que posibilita tener una buena visualización de la zona a operar en una pantalla de televisión de 30 ó 40 pulgadas.

Actualmente hay diversas técnicas denominadas endoscópicas o percutáneas endoscópicas, pero no todas son iguales, los neurocirujanos tienen la posibilidad de ver en directo, a través de una cámara y sobre una pantalla, la anatomía de la columna. Las principales ventajas, son la posibilidad de ver con gran aumento el sector donde se trabaja y, por la forma del endoscopio, nunca perder de vista la punta de los instrumentos.

El Dr. Alejo Vernengo Lezica, médico especialista en columna, consultor del Hospital de Niños de San Isidro, aclara que hay muchas técnicas endoscópicas que se utilizan para la columna, pero que aún son experimentales. Esto quiere decir que no constituyen todavía el standard. Este tipo de procedimiento se utiliza, sobre todo, cuando se trata de hernias de disco.

Por lo general se utiliza para todas aquellas personas que sufren dolor lumbar, también para quienes     tienen hernia de disco y canal lumbar estrecho, o bien compresión y pinzamiento radicular.

La recuperación postoperatoria es casi inmediata. Inclusive, una vez despiertos de la anestesia, a las 2 ó 3 horas, ya pueden comenzar a caminar, en tanto que a las 48 ó 72 horas pueden empezar a trabajar y a hasta hacer algún tipo de actividad física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Calcula tu Índice de Masa Corporal Calcula tu fecha estimada de parto
Índice de enfermedades
El rincon de las consultas