Administrar líquidos, clave para evitar falla renal en niños

El Síndrome Urémico Hemolítico, es un trastorno que ocurre generalmente cuando una infección en el aparato digestivo produce sustancias tóxicas que destruyen los glóbulos rojos, causando lesión a los riñones

Los niños con síndrome urémico hemolítico (SUH) por Escherichia coli son menos propensos a sufrir  falla renal si reciben líquidos por vía intravenosa tempranamente, según un estudio realizado por el Dr. Phillip I. Tarr, de la Escuela de Medicina de Washington University, St. Louis, Missouri, y publicado por Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine. 

El Síndrome Urémico Hemolítico, aparece después de una fase diarreica provocada por la bacteria productora de toxina Shiga, generalmente la E. coli O157:H7, Cuando se desató el brote de E. coli en Alemania, se registraron más de 900 casos de Síndrome Urémico Hemolítico en Europa y América del Norte.

El Dr. Tarr y su equipo estiman que “la cascada patológica” que lleva a la insuficiencia renal podría interrumpirse con una mejor perfusión renal cuando el riesgo se detecta a tiempo en la fase diarreica. Un ensayo previo había indicado que la expansión del volumen IV suele ser protectora.

El equipo estudió a 50 niños con Síndrome Urémico Hemolítico de entre 1 y 17 años, de 11 hospitales pediátricos de Estados Unidos y Escocia; 34 habían tenido un período de oliguria seguido de anuria prolongada.

En cuanto a la expansión temprana del volumen IV, la diferencia fue más evidente con la oligoanuria, que apareció en 21 de los 25 niños (84 %) a los que no se les administró fluidoterapia IV en los primeros 4 días de enfermedad, comparado con 13 de los 25 niños (52 %) tratados con fluidoterapia IV en ese período.

Eso se traduce en un riesgo relativo de oligoanuria de 1,6 (p=0,06) cuando no se administran líquidos por vía IV en los primeros cuatro días previos a la aparición del SUH.

El equipo del Dr. Tarr señala que el perfil clínico permite identificar a los pacientes que podrían estar infectados con E coli O157:H7 y en riesgo de desarrollar Síndrome Urémico Hemolítico. Se recomienda realizar un rápido diagnóstico microbiológico y hospitalizar a los pacientes potencialmente infectados porque la ventana de máxima efectividad y seguridad de la expansión del volumen IV es breve.

Fuente: Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine

Deja un comentario